Jesús Munárriz

Jesús Munárriz

 

Conocido por dirigir la editorial de poesía Hiperión, este donostiarra (nacido en 1940) es ,además, poeta, traductor y letrista (¿se le puede pedir más?). Su poesía nace de un compromiso ético que se plasma verso a verso en sus poemas.

Lógica

Callar

Campos de paz

Los nuestros

 

 

 

 

 

LÓGICA

“Un poeta comprensible tiene

 pocas probabilidades de sobrevivir”

Eugenio Montale

¿Por qué seré tan lógico,

carajo?

Un poeta que aspire

a respirar

los aires por venir

debe velar, volar

al escribir.

Debe robar los nexos

y ocultar los engarces,

debe cortar los hilos,

deshilvanar los versos

o enzarzarlos.

 

Hay que echar de comer a la hermenéutica.

La hermenéutica crea puestos de

trabajo y es preciso

que oscuridad anhele

y confusión

para ejercer su oficio.

Lo rentable es lo oscuro, esto está claro.

 

¿Por qué a mí se me entiende

siempre todo, Katiuska?

¿Qué va a ser de mí?                     volver

 

 

CALLAR

 

Callar es más prudente,

más seguro, más cómodo, más práctico,

callar es más astuto,

más rentable,

más útil,

callar no da problemas,

callar evita líos,

callar trae más cuenta,

callar impide que se cuelen moscas

en la boca, callar propio es de sabios,

se está muy bien

callado.

 

Porque el que calla

otorga

licencia, impunidad,

perdón, facilidades

y patente de corso,

y por la boca muere el pez y siempre

se ha de sentir lo que se dice y nunca

decir lo que se siente

si se quiere triunfar

en sociedad

y recibir migajas

del gran pastel

del mundo.                             volver

 

 

 

Para Adolfo y Angélica, con cariño, desde la distancia.

CAMPOS DE PAZ

(Medellín, Colombia)

Dos, cuatro cada hora,

el filo del cuchillo,

la bala del revólver,

del fusil,

tajan vidas.

 

Sesenta asesinatos

hacen de cada día

un matadero,

de este país hermoso

como pocos

unos campos de paz

precipitados.

 

Estaderos perpetuos

donde esperar

bailando ballenatos

las trompetas sin rumba

del juicio

universal.                                      volver

                                     

 

 

LOS NUESTROS  

En aquel tiempo en que soñar futuros

nos compensaba de un presente terco,

imaginábamos que alguna vez

un día

“los nuestros” llegarían al poder.

 

Hoy el presente es terco

de otro modo

y soñar sigue siendo un lujo para pobres

sin futuro, pero algo,

al menos algo en limpio hemos sacado

de estos años cambiantes:

que sean quienes sean

los que vayan pasando,

si están en el poder, nunca serán

los nuestros*.

* O que nos lo demuestren (Nota del lector optimista)                                               volver